Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

lunes, 16 de septiembre de 2019

LLUEVE

«Las canaleras caen, pero parece que no llueve». Mi madre cuenta que cuando ella era moza, junto con otras chicas de su tiempo, aprovecharon una sombra para orinar. Hubo un hombre que acostumbraba a ir a escuchar por las ventanas las conversaciones ajenas, y que pasaba por allí. Un alcagüete alparcero, que según parece los años lo hicieron más viejo pero no más sabio.

domingo, 15 de septiembre de 2019

SONRISAS Y LÁGRIMAS

Es lo que sucede tras conocer los resultados de aquel concurso literario al cual enviaste, con toda la ilusión del mundo, un relato en el cual pusiste, como dice la canción, alma, corazón y vida. O al menos lo intentaste.

martes, 10 de septiembre de 2019

VENDO LA CASA


¿Y para qué quiero la casa vendada? Ese es el comentario que en alguna ocasión he leído a un anuncio de venta de cualquier cosa (aunque es más que posible que tal cosa exista). Y la verdad es que el asunto no tiene ninguna gracia, maldita la gracia. Cuando inicias los pasos tendentes a comprarla, las dudas te abruman en todos los sentidos. Lo primero que piensas es, en si te estafarán. ¿Me darán gato por liebre? ¿Me venderán humo que encima pagaré a precio de oro y además tardaré media vida en amortizar?

lunes, 9 de septiembre de 2019

ESPÉRAME EN EL CIELO

Los sucesos y las circunstancias encadenan emociones difíciles de ocultar o reprimir. La muerte hoy del cantante Camilo Sesto, ha unido a ambos. Me rondan por la cabeza canciones que en un momento pasado o incluso en el actual, dejaron huella, generalmente dolorosa, en mis sentimientos.

domingo, 8 de septiembre de 2019

CAMILO SESTO

Camilo Sesto - Vivir así es morir de amor. RIP



Echando la vista atrás, alguna de estas canciones ponen un nudo en la garganta recordando amores y desamores. Yo, sí he elevado mi grito ahogado por la música en esta canción. Y eso duele... Pero el mundo no se detuvo nunca.

sábado, 7 de septiembre de 2019

CASI IGUALES

Acabo de leer, prestado por una persona a la cual se lo dedicó, un libro que mi maestro Don Felipe, escribió ya en las postrimerías de su vida. Se titula. "ESTAMPAS DE MI ALDEA DE NIÑO". Y excepto los nombres de personas que en aquel tiempo eran mayores, hay unas coincidencias en el relato de circunstancias vividas por ambos más que llamativas. Leídos ambos libros, ESTAMPAS...……. y, Y TIEMPO PARA CONTARLA, por alguien ajeno a ambos, llegaría a la conclusión de que uno era plagio del otro salvo ligeras discrepancias. Hasta en el formato dado a los libros hemos coincidido: episodios que solo tienen conexión entre sí a la mano que los escribió. Ha sido toda una sorpresa

martes, 3 de septiembre de 2019