Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

jueves, 19 de septiembre de 2019

JODER CON EL PUEBLO

Esta tarde en La Moncloa, la cosa ha ido de política como no podía ser menos dados los tiempos que atravesamos. Para mí ha sido muy ilustrativa. Todos somos descendientes de gente que ha tenido que ganarse la vida poniendo en ello lo único que disponía: sus manos y/o su inteligencia. Pero extrapolando, los poca ropa, jamás llegarán a ninguna parte. (La Moncloa, reunión de ociosos en el pueblo, contando todo tipo de cuentos, pasatas y chismorreos).

Sobre nuestro personaje parlanchín, realmente no he conseguido tener una opinión de por dónde andan sus preferencias personales respecto de sus opiniones políticas, pues da tantas opiniones y tan seguidas sobre diferentes cuestiones, que a mí me despista. Hoy ha aparecido un prejubilado de Endesa y ha dejado clara su fobia antisociata. Sobre Zapatero I, el Inútil, ha derramado bilis y reproches sin tasa. No digo que no se lo merezca, pero que un obrero defienda con tanto ahínco a la derecha del partido podrido, es para hacérselo mirar. No hay nada más tonto que un obrero votando a la derecha. Yo presumo por donde van los tiros de su fobia antisociata. Posiblemente sean celos profesionales y familiares.

He intentado hacer un poco el cabra preguntándole sobre el consumo de luz que ellos no pagan. Ha respondido tal y como yo esperaba: a la defensiva. Que si era un pago en especie, que si solo era la mitad del consumo, que de cien euros Endesa solo recibía treinta, etc. Y sobre todo atacando a ZP por la privatización de la empresa: él fue el responsable de la privatización. Joder con estos mulos con orejeras. Que en aquel momento fuera presidente del gobierno, no es para echar sobre él el cien por cien de culpa. Parece ser que no se ha enterado que fue la lideresa, si, esa de la charca llena de ranas, la que se opuso frontalmente a que Gas Natural, por ser catalana, comprara la empresa. Ello acarreó que Enel, una empresa estatal italiana, se hiciera con la eléctrica española. Al primer reparto de dividendos, amortizaron el coste de 14.000 MM de euros que les costó. O sea les salió gratis y encima tienen todo el entramado empresarial a su disposición. Personalmente, hubiera fusilado a todos cuantos tuvieron algo que ver con la privatización.

La sorpresa me la he llevado cuando he preguntado a los dos discutidores, más que nada para que descansaran, si había más obreros que millonarios o ricos en general. "Obreros" me han respondido. "Entonces ¿porqué gobierna la derecha?" Y aquí se me ha echado encima una señora que toda su vida la dedicó a la limpieza de hogares ajenos. Los empresarios crean puestos de trabajo decía. Cierto, pero para ganar dinero y si pueden, explotar al trabajador. Otros han intervenido para recordarle que muchos, cuando tienen que pagar, resulta que no tienen fondos porque los han ocultado o hecho desaparecer. Me ha cabreado tanto cerrilismo y le he gritado como antes hacían los otros entre sí. Se pueden tener ideas, pero nunca se debe cambiar de bando. Con eso consigues que no te aprecien los tuyos y te desprecien los ajenos. "A mí nadie me ha regalado nada, me han pagado por el trabajo realizado y he comido en mi casa". Cuando se marchaba me ha dicho que no me enfadara, "Tranquila, tú cenarás en tu casa y yo en la mía."

La obra, progresa adecuadamente. Mañana, sino llueve, más pero no mejor, porque es imposible.

Y si suena, sueña

No hay comentarios: