Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

jueves, 10 de octubre de 2019

SIDI IFNI

O la vergüenza nacional. Habrá mucha gente que estas dos palabras no les dirán nada, no sabrán situar en el mapa su posición y sobre todo, que significó la mayor vergüenza española en la entrega a Marruecos, que no descolonización del territorio. No haré una recapitulación de todas las afrentas y heroicidades que los soldados españoles se vieron obligados a sufrir y soportar por parte de los infiltrados sedicentes  y terroristas del traidor rey de Marruecos, Mohamed V. Eso lo han hecho otros con más capacidades y medios que yo. El amigo americano junto con el francés, también nos dieron convenientemente por el culo.


Tres jóvenes de mi pueblo tuvieron la suerte o desgracia de caer en aquella emboscada. Tres primos hermanos, quintos aquél miserable año 57. El sufrimiento de las familias resultó inenarrable. Tres y primos, si caía uno, las tres familias se veían afectadas. Afortunadamente, a pesar de los sufrimientos padecidos en la defensa de la propia vida en primer lugar, los tres regresaron sin lesiones físicas aunque las morales, que duda cabe que las habrán arrastrado toda su vida. Todavía uno queda con vida, que lejos de criticar y luchar contra las gentes que sin vergüenza, honor ni pudor los vendieron, parece ser que en un síndrome de Estocolmo estúpido, los defiende.

Años más tarde, eran los tiempos agónicos y moribundos del dictador Franco, aprovechados por gentes sin escrúpulos de su entorno que vendieron, literalmente, a los bravos soldados españoles que hubieron de volver unos con el rabo entre las piernas, los militares de carrera y otros, algunos, soldados rasos, envueltos en un traje de madera. El rey emérito, en prácticas a la sazón, y otros miserables del régimen con Franco a la cabeza, aunque gaga, sin olvidar al moro traidor Hassan II, que siempre lo fue con España, dieron ejemplo de falta de gallardía, altura de miras, palabrejas que utilizan estas gentes cuando quieren joder al personal, han dejado escrita una mancha en la historia de España que difícilmente podrá ser olvidada ni borrada. La deshonrosa retirada del Sahara Occidental, debiera explicarse con nombres y apellidos para ver si esa gentuza, que se enriqueció de forma humillante, se moría de vergüenza y se iba de España. Y si no, garrote vil.

https://www.abc.es/historia-militar/20130118/abci-ifni-guerra-espana-libro-201301171321.html

Y si suena, sueña

No hay comentarios: