Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

jueves, 19 de septiembre de 2019

JODER CON EL PUEBLO

Esta tarde en La Moncloa, la cosa ha ido de política como no podía ser menos dados los tiempos que atravesamos. Para mí ha sido muy ilustrativa. Todos somos descendientes de gente que ha tenido que ganarse la vida poniendo en ello lo único que disponía: sus manos y/o su inteligencia. Pero extrapolando, los poca ropa, jamás llegarán a ninguna parte. (La Moncloa, reunión de ociosos en el pueblo, contando todo tipo de cuentos, pasatas y chismorreos).