Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

lunes, 23 de septiembre de 2019

CERDOS

No, no es un insulto a los visitantes del blog. No se me subleven. Mis críticas van encaminadas a reflexionar sobre animales domésticos.