Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

sábado, 28 de septiembre de 2019

ARMARIOS

Mucho se habla, de un tiempo para acá, de los armarios. Pareciera que emulando al conde Drácula, la gente se dedicara a dormir o habitar en alguno de ellos. De lo que no cabe duda es que dentro puede albergar multitud de sorpresas. En las Crónicas de Narnia, no es que hubiera un sobresalto cuando a través del fondo del mismo pasaban a un mundo extraño y mágico, sino mucho más, pero solo al alcance de unos pocos.