Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

miércoles, 9 de octubre de 2019

COPROCRACIA O GOBIERNO DE MIERDA

Coprocracia: este palabro se lo he oído esta mañana a Iñaki Gabilondo en el sermón que diariamente emiten la SER y El País. Él mismo reconocía que desconocía la existencia de este sintagma, pues proviene del griego, y que literalmente podría traducirse, aunque no ha sido el empleo que divulgaba, como "Gobierno o democracia de mierda" En ambas acepciones, me parece que le viene como anillo al dedo (o como nabo al culo) el sentido figurado o real del término aplicado al estatus político por el que atraviesa esta pobre y mísera nación. Mierda de gobierno o democracia de mierda que solo sirve para enriquecer a los de siempre, servidos por una mafia que se autodenomina demócrata y que solo son sicarios y esbirros de los poderosos. Desde el señor X, Ansar, ZP I, el Inútil y cómo no Rajoy, el procrastinador. El que tenemos la desgracia de sufrir en este momento, tiene todas las virtudes de los anteriores, o sea, ninguna. El más fullero.

Procrastinar: Estar en la inopia; dejar para mañana lo que puedes hacer hoy; dejar que las cosas o se solucionen por sí mismas o se pudran. A Rajoy, en su época de jefe del gobierno, un periodista, de derechas, lo acusaba de ser un procrastinador, y no solo eso, también le llamaba el gallego paramecio. Aunque él sabría porqué se lo decía.

Serendipia: el significado de esta palabra lo he buscado toda la vida, pero la suerte, esa perra, no es que se haya mostrado esquiva, simplemente ha huido. Jamás ha estado de mi lado o a mi lado. En mi pueblo lo llamaríamos CHIRIPA, algo así como estar cavando en el castillo y encontrar la piel de toro llena de oro. No soy un Ludópata, pero sabido es que solo te haces millonario si te toca la lotería o robando. Nunca trabajando. El sorteo de los Euromillones ha llegado a tener 190 MM de euros varias semanas seguidas; me jode un huevo perder, pera dada la anterior premisa, no ha quedado más remedio que pasar por el aro. Todo ha sido inútil y en vano. Un hijo de la gran Bretaña, se ha embolsado la desorbitada cantidad de dinero. El resto, a ladrar a la luna, que está en creciente.

Y si suena, sueña