Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

sábado, 26 de octubre de 2019

FELLATIO INTERRUPTUS

Hemos pasado más de un año con la martingala y el tira y afloja de quienes se creyeron y lo eran, los putos amos. Este gobierno pasará a la historia por haber logrado deshacer lo que nunca debió suceder. Pero también por tener al gobernante más estúpido de cuantos he conocido en el poder. Y mira que desde la formación del espíritu nacional, pasando por el 1001, ha amanecido veces. Antes se decía mira que ha llovido, pero de eso debemos olvidarnos.