Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

domingo, 27 de octubre de 2019

QUERIDO MAESTRO

Cuando éramos jóvenes, cantábamos aquella canción que decía: «Ahora que vamos despacio, vamos a contar mentiras». Estas no lo son.