Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

viernes, 8 de noviembre de 2019

MEDITACIÓN

Estos días rondan mi cabeza pensamientos que no sé si son producto de alguna meditación o simples desvaríos. Preguntas que por sí mismas no dicen nada y que nada pueden resolver pues no existe poder a su alcance para contestarlas.