Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

domingo, 17 de noviembre de 2019

HISTERIAS DE LA PUTA MILI


HISTERIAS DE LA PUTA MILI

El Titi, cantaba:

«Como a un muñeco de falla

me quemaste, me quemaste,

y al despuntar la mañana

me dejaste, me dejaste».

Con la peculiar manera de expresar su arte, Rafael Conde, el Titi, gesticulaba al tiempo que desgranaba la letra. Sus brazos parecían aspas de molino moviendo la camisa de faralaes y la mano en gestos que en ocasiones parecían desplantes y otras, lamentos profundos salidos de su atormentada alma. Vi sus actuaciones en directo, sé lo que me digo. Y en concreto esta canción y sobre todo esa parte de la misma se me quedaron grabadas.