Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. Si has llegado hasta aquí, sé bien venido

martes, 29 de septiembre de 2020

Reacciones 2

 Buenas tardes, Almicar.

Bueno, como te has encargado tú de romper la cuarta pared, aprovecho y me cuelo por el hueco.

No sé que resulta más confortable, si comentar tu texto en sí mismo, o el conjunto de lo que he leído en
los comentarios.
Así que empezaré con el texto.
Como dijo una compañera, parece que le falta orden al texto. Pero claro, lo que nos has traído es un
monólogo interno. Y no me gustan los monólogos internos con orden.
Creo que, como he dicho antes, has roto la cuarta pared para hablar con nosotros más que para contarnos
una historia. No he tenido oportunidad de leerte porque hasta ahora he participado poco (aunque me
colé en el recopilatorio de cuentos je, je, je) pero noto que tu influencia como "anarquista juntapalabras"
se extiende más allá del relato o la escena, llegando hasta los mismos comentarios.
Como no estoy seguro de estar explicándome bien, aclaro.
Leo tu aportación al reto mensual y digo, es Almicar. Pero leo tus comentarios y pienso: «Joder, es
Almicar pero más Almicar». Básicamente te estoy halagando porque creo que tienes una voz muy pulida
y desarrollada y lo dejas ver constantemente, así que quien sabe, lo mismo te pido consejo un día de
estos.
Además, por la forma en la que te explicas, constantemente con metáforas y analogías. Mencionas a
grandes figuras históricas y creo que lo haces a sabiendas, lo que muestra que, sin lugar a dudas, eres una persona con bastante que compartir.
Un saludo,

J. Galdeano

Hola a todos:
Pues yo pienso que si hay que matar se mata. Sin ningún remordimiento. Lo malo es que no es fácil (escribiendo me refiero), yo creo que por eso, todavía no lo he hecho. Cuando digo que no es fácil, me refiero a que hay puestas en escena que requieren un estudio de personajes, situaciones, motivos tremendos y yo soy muy perezoso para eso. No es lo mismo describir como caen las hojas en otoño que ponerse en la piel de un tipo que va a liquidar a alguien...si quieres matar como Dios manda.
Jorge García Labajos

J. Galdeano, eres muy amable en tus apreciaciones sobre mis aportaciones a este club de los poetas muertos. ¡Ay, ya me salió la vena culebrera! En fin, que le voy a hacer, si soy un converso de última hora. salu2



No hay comentarios: