Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

viernes, 6 de noviembre de 2020

BOEING ESTRELLADO

Es terrible, pero para hacernos reflexionar. Ayer murieron 267 personas por el COVID-19, tantas como si se hubiera estrellado un Boeing 787 que cubriera cualquier trayecto de larga distancia, transatlántico, por ejemplo, Madrid-Miami o viceversa. Pero esto no es lo más trágico: el día anterior murieron 279 personas. Otro avión caído a tierra. ¿Cuántos se han estrellado ya? ¿Cuántos tendrán que seguir cayendo diariamente para que la sociedad realmente reaccione y se lo tome en serio?

Si estos aviones ficticios sufrieran de verdad esos desafortunado accidentes, tendríamos la noticia hasta en la sopa televisiva y periodística. Habría codazos entre esas alimañas carroñeras por dar con pelos y señales información, o desinformación que a ellos les da lo mismo. Es terrible la destrucción en vidas humanas que está acarreando la enfermedad, aunque eso parece no preocupar a amplios sectores de la sociedad. A pesar de que la santa compaña visita todos los barrios.

Hoy ha tenido lugar en Madrid un acontecimiento que habla por si mismo de la ralea que nos gobierna o aspira a hacerlo. Un diario digital, dirigido por el inefable PJ, ha organizado un sarao al cual han acudido varios ministros, militares de alta graduación y políticos del ppartido pperro y del partido en el gobierno. Entre los ministros, el de Sanidad en una muestra grotesca del respeto que les merecemos los ciudadanos: nos bloquean con leyes de alarma y toques de queda cuando ellos son incapaces de cumplir esas mismas leyes. Aforos del local, mascarillas, etc. Y lo que es intolerable: que no cumplan las leyes que ellos mismos imponen o se niegan a cumplir o imponer, caso de los políticos madrileños. La semana pasada la presidenta balear fue detectada a la una de la mañana en un bar de copas; luego, tratando de disculparse, esgrimió ideas peregrinas, argumentos estos no solo usados por la esquizoide presidenta madrileña.

El caso más flagrante es el del ministro de Sanidad, un tipo que hasta de ahora se había ganado un cierto grado de respetabilidad y que sin embargo ha tirado por la borda. Todos los ministros deberían dimitir, el de Sanidad sin ninguna duda. Eso ha sido una encerrona por parte de PJ, individuo miserable y malhechor, y una irresponsabilidad por parte de los ministros y políticos del gobierno, aunque quizá no tanto porque sabían lo que se estaban jugando y hayan decidido apostar por el otro nidal por si acaso o quizá es que lo que les pide el cuerpo es pasarse de bando pero el sueldo bien merece aguantar un poco.

En cualquier caso, qué poco hubiéramos perdido si el Boeing se hubiera estrellado llevando de pasajeros a todos los asistentes y quizá alguno más si quedaban plazas libres. La sangría del coronavirus no hubiera cesado, pero habrían dejado vacantes para ser ocupadas, quizá, por otros más ineptos, aunque ya es difícil.

Hoy, otro aparato se ha estrellado, pero ellos se esconderán esperando que pase el vendaval mientras convalidan en el Congreso el decreto/ley sobre el estado de alarma. Viven marginados y somos incapaces de botarlos.

Ya llevamos media flota mundial estrellada. Ayer murieron 364 personas. 06.11.2020








No hay comentarios: