Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

jueves, 22 de octubre de 2020

REACCIONES

 Al relato de octubre. Entrada con título "Calaveras"

No es necesario inventarse truculentos episodios pues el día a día se empeña en brindarnos ejemplos que nos llenan los ojos de lágrimas y el corazón de congoja.

 Hoy, acaba de fallecer víctima del virus, una prima hermana menor de 70 años. En la UCI desde el mes de agosto, no ha podido resistir el embate de esa tremenda maldición que nadie sabe cómo ni de dónde ha salido y que hasta este momento ha llenado al mundo de temor y muertos. La paradoja es que el marido ingresó en el hospital unos días antes y nadie hubiera apostado por él. Ella deseaba contagiarse, cuando ya lo estaba, para pasarlo los dos a la vez. Él volvió a casa a los diez días, ella, no volverá nunca. A.B.

 Saludos, Amilcar

 Antes que nada, te expreso mi pésame por lo acontecido a tu prima. Estamos viviendo una larga larga pesadilla de la que parece que por más que intentemos no podemos despertar. Que tu prima hermana haya logrado vivir hermosos casi setenta años y por como la describes parece que era una persona muy dedicada a los suyos. Es triste cuando alguien cercano se nos va. Hoy mi cuñada cumpliría treinta y siete; pero se nos fue demasiado temprano dejando un niño de dos recién cumplidos solo cuatro días antes de su inesperado fallecimiento. La vida es ciega, muda y sorda, porque nunca da razones de las eventos que acontecen. Y el mundo sigue girando para el resto.  Pero los que hemos vivido esas cosas que te calan, aunque no olvidamos, aprendemos a llevarlo en el día a día. Un abrazo grande. K.Marce

 Karen, gracias por tus palabras, más terrible si cabe fue lo que tu me cuentas. Pero, entre el temor, cuando no miedo, y la certeza del final, no gana uno para disgustos. Gracias y un saludo. A.B.

 Hola Amílcar Barça. Lamento el fallecimiento de tu prima. Es triste ir viviendo la falta de amigos y familiares. Cuando se llega a una edad es difícil no tener disgustos.

Buena historia de miedo para el escarmiento del chico.

Apunto algunas cosas que creo se podían modificar-.

Lapsus. Varón, en este caso va con V

Quizá mejor desmoronaban, no envejecían.

Le tendieron un emboscada, quizá mejor encerrona

Para no repetir: quiso incorporarse, pero le habían amarrado (quizá mejor, pero no pudo) (porque antes ya estaba atado y amarrado )

Un cordial saludo. el chaval.

 Hola chaval. A decir verdad, jugué con varias palabras equívocas o equivocadas. Al final creo dejé solo esta porque ¿Cómo saber si el barón era un título nobiliario o un hombre con dos sustanciosos o sustantivos? En cualquier caso, tiene su poso de verdad adaptada. Hay sinánimos incomprensibles, vive dios.

 Gracias por tus condolencias. salu2

Saludos, Amilcar

 Vuelvo a tu relato, porque no te lo había comentado. Y es que me toca revisarlo como se debe...

 > —¡Bah!, se dijo. Cuentos de viejas para asustar a los críos, a mí nunca han conseguido -->> —¡Bah! —se dijo—. Cuentos de viejas para asustar a los críos, a mí nunca han conseguido /o/ --->> —¡Bah!, se dijo, cuentos de viejas para asustar a los críos, a mí nunca han conseguido

Siendo sincera, no estoy segura si corresponde correctamente el segundo, porque tuve que ir a mamá Google a ver si había algo así y no encontré una referencia con comas. En mi caso particular, solo uso rayas, quienes sé usan comas, son los anglosajones, pero tienen otra forma de escribir, sin guiones, usando solo comillas:

"¡Bah!", he said. "Old women´s fairy tales to scare toddlers, they never got me". ;P

 Aunque asumo que fue error de dedo, ya que tus otros diálogos están correctos.

 En cuanto al contenido, debo decir que me entretuvo mucho. Me pareció un trabajo bien hecho porque la caracterización de los personajes, se percibe sin mayor descripción. El pobre finado, era casi como el mismo joven Inazio que se le pasaba quizá demasiado relajado y serían iguales para jugarse triquiñuelas con todos los demás para burlarse de ellos. Y así como al finado le pasó factura su frescura, Inazio sufrió la suya por temerario.

 No supe muy bien a que Leyenda te apegaste o si en tu libertad tomaste solo brevemente una introducción, así que me disculpo por no colocar una breve descripción bajo tu relato. Pero me ha gustado mucho, me divertí pese a que debería haberse asustado al menos un poquito. Mañas mías.

¡Nos leemos! Karen

 Amilcar:

Primero quiero agradecer tus comentarios a mi texto.

Respecto al tuyo, debo decir que me costó interpretarlo, por el idioma empleado: muchas palabras no usadas habitualmente en Argentina, donde resido. Eso "demoró" la lectura. Me gustó el tema y el contenido trágico-humorístico del mismo. Desconozco la leyenda mencionada... si es que existe.

Solo puedo agregar que la palabra "poco" se repite muy cercano, en: Al poco, el pavor le hizo perder el poco...

Nos leemos en la próxima.

Cordiales saludos. Amadeo Belaus

 Karen

He aquí unos ejemplos sobre la utilización del guión largo en los diálogos: 

—No es oportuno —dijo el director, levantándose—. Mañana terminaremos este asunto.

—No  es  oportuno.  —El  director  se  levantó  y  añadió—:  Mañana terminaremos este asunto.

—No  es  oportuno  —dijo  el  director.  Se  levantó  y  añadió—:  Mañana terminaremos este asunto.

—No es oportuno. Mañana terminaremos este asunto —dijo el director, y se levantó.

—No es oportuno —dijo el director—. Mañana terminaremos este asunto. —Y se levantó.

—No  es  oportuno.  —El  director  se  levantó—.  Mañana  terminaremos  este asunto —añadió.

 Por otra parte, todo son retazos y mentiras disfrazadas de noches carnavaleras. Cuando yo era crío, recién empezada la segunda mitad del siglo pasado, había unos nichos en el cementerio viejo y de uno de ellos, se vislumbraba el ataúd. Nunca osé acercarme a ellos, era un caguetas, pero más tarde supe que eran de mis antepasados. Eso sí, nunca levantamos la voz. salu2 A.B.

 Cuando he leído el título, Amilcar, pensé, ¡uf! Un drama familiar, con la que está cayendo… pero me interesó enseguida, desde la primera línea, con el tono socarrón que tan bien sabes utilizar. ¡Pero mira que son brutos en ese pueblo! Eso no es una broma o un escarmiento, eso es una enjundia, como mínimo.

Creo que has querido decir enguizgar en vez de enguizcar (incitar, estimular)

Y rizando el rizo, el Inazio supo vengarse de todo quisqui ¡Vaya familia!

Y ahora en serio, lamento la pérdida de tu prima.

Un abrazo. Tía Tula

 Tía Tula, ya sé que hay palabros que empleo que permanecen en mi memoria y os resultan enrevesados, como enguizcar.

-Madre, que me toca Roque.

-Pues dile que no te toque.

-Tócame Roque.

Aunque la casa de tócame Roque, es otra cosa.

No más que algunos del otro lado que más bien imagino o deduzco. Creo que algun@s ya habéis comprendido mi falta de academicismo y lo que es peor, mi desprecio por él tras comprobar lo que manifiesta el destalentado de Pérez Reverte. Me cisco en los académicos que además van de puretas por el mundo. Como canta/ba Alaska, "A quién le importa lo que yo diga, a quién le importa lo que yo haga, yo soy así y así seguiré, nunca cambiaré" De ahí que raramente comente la gramática de los relatos, que cada cual escriba como dios le de a entender, si al menos él lo comprende (no pongo entiende para que no me censuréis). salu2

 Gracias por tu sentimiento.A.B.

 Amadeo, lamento que no comprendas las palabras que en mi infancia y adolescencia empleábamos. Mira, cuando jugábamos, nos decíamos verus por iros. No era académico, pero nosotros nos entendíamos. A veces tengo esos lapsus y otras las empleo como encerrona. Y a mí también hay ocasiones en que me cuesta entender vuestro vocabulario, huevones. salu2 A.B.

 Hola Amilcar, lamento la pérdida que nos relatas.

 De tu relato solo decir que me ha encantado la historia. Tengo la sensación de que es inventada así que te felicito por tan espléndida idea. La verdad es que me he enganchado desde el principio y tan solo me he parado ante dos términos que desconocía. El primero, "enguizcan". No lo he encontrado en la RAE, pero sí uno parecido "enguizgar". Supongo que, como ocurre con otras palabras, en determinadas zonas las adaptan a su gusto y de ahí el "enguizcan". ¿Es así?

El segundo término es el de "jumento guiñoso". Guiñoso no lo he encontrado. ¿Te refieres a un jumento que guiña mucho?.

 Divertidísimo relato. Muy de agradecer en los tiempos que corren.

 Si te apetece, estoy en el nº 13.

 Un saludo. Verso suelto

 Jesús, tienes tú y otras personas razón cuando dudáis del significado de enguizcar. A una compañera le he escrito aquello de "Madre que me toca Roque", pues parecido. Que me provocan, etc. Yo siempre la he conocido así y desconocemos "enguizgar".

 El segundo, "jumento guiñoso": burro que tira coces. Otra perla de nuestra paleontológica cultura.

 Gracias por tus condolencias. Para quienes estáis al otro lado o fuera de Aragón, hoy han sido confinadas las tres capitales de provincia. El lunes, lo será toda la Comunidad Autónoma. Los contagios continúan imparables e in crescendo. salu2 A.B.

 Hola Amilcar

 Me ha encantado tu leyenda, en especial, el uso tan especial que haces de los sobrenombres, aunque creo que ahí tengo que señalar algo. "de santa María virgen" Creo que tendría que haber quedado: De Santa María Virgen, incluyendo la mayúscula en el De, porque creo que es parte del apodo, como que es una modalidad de decir de Inazio: "De santa María virgen", ahí sì solo la mayúscula en María ya que no apela al sobrenombre sino a una expresión.

Al respecto, copio y pego de Fundèu, una de mis fuentes.Los apodos y los alias comienzan con mayúscula inicial y, si están precedidos de artículo, lo apropiado es escribir este con inicial minúscula, tal como indica la "Ortografía de la lengua española".

Por otro lado, el uso de barón, que tú le dejas para jugar con el doble sentido. Si es por el título nobiliario, es con mayúscula, y el sexo, todos sabemos que va con v.

Ahora vamos a lo bueno. Me encantó tu historia, tienes una forma muy gráfica de pintar con palabras. Ya te señalé lo del apodo. Sobresaliente. Y lo de los indios...grandioso. Incluso el uso que haces de los puntos suspensivos.

Guiño a Juan Ramon Jimenez y su platero peludo y cuantas cosas más de mi niñez.

Amo las expresiones locales, son las que más relieve dan a un texto. Te felicito por el modo en que las empleas. Yo no las conozco, pero su propia entonaciòn me ponen en escena.

Mis saludos.

No me busques, no estoy escribiendo. Laura

 Laura, tú tienes razón, pero si ya la tienes ¿para qué la quieres? Cierto que, en mi caso, el ateísmo se lleva mal con la gramática, pero si me dices, sin mirar a google que te vigilo, cómo se llamaba el lugar o la prisión donde decapitaron a Juan, el Bautista, seré tu esclavo léxicamente hablando mientras dura el concurso. Y puesto que fue Inazio quien escribió el relato, le obligué a que, al menos, la Virgen fuera con mayúscula, que luego ya vemos lo que hacen por ahí los exaltados religiosos.

 Todavía incrusté más gazapos, que deshice para no cabrear a los lectores. Tienes también razón en cuanto al barón de Munchausen; jugué con el doble sentido y vosotros ágiles galgos enseguida lo habéis cazado. No he perdido la costumbre de escolapio respulero, de jugar al fúrbo con el diccionario.

 Y permíteme una pequeña venganza: te has olvidado de que Ramón y Jiménez, van acentuados. En todo caso, gracias a tod@s por vuestros comentarios, no me harán escribir mejor, citando al Gran Wyoming porque es imposible, pero hacéis que mi cerebro salga de su somnolencia buscando explicaciones a las meteduras de pata que él mismo cometió.

 Gracias por tu comentario. salu2 A.B.

 LAURA, te voy a contar una anécdota: cierto día, en la escuela, el maestro nos había gratificado con una ración de hostias a pelo o a dos carrillos, como gustes. Luego pasada la tormenta, nos o me, no lo puedo asegurar, preguntó en qué lugar mandó decapitar Herodes Antipas a Juan, el Bautista. Yo, con mirada torva y de muy mala hostia dentro de un orden, no fuera a repetir el regalo, le contesté que en la prisión de Maqueronte. Y jamás se me ha olvidado este episodio de la Historia Sagrada que in illo témpore nos enseñaban a los educandos.

 Al colegio de una villa, llevó a su hijo un labrador, diciendo:

-Vengo con este tocante a la educación

-¿Sabe leer?

-Ni una letra

-¿Escribir su nombre?

-No

-Entonces amigo mío, como el trabajo es atroz, me dará usted doce duros por todo

-¡Ca, no los doy! Por igual precio me venden un burro

-Pues lo mejor será que compre usted un burro, y con este, tendrá dos. A.B.

 ENGUIZCAR= provocar, incordiar, malmeter, hostigar, tocar las narices u otras partes pudendas, joder la marrana..... y las que diga el diccionario para enguizgar

 Saludos Amilcar Barca soy tu vecino del 7, leyendo tu relato me ha recordado la canción "Rascayu" que habla de los muertos del cementerio quien sabe si el mismo de tu relato.

Me ha gustado la historia y sobre todo la venganza del muerto.Hay bromas pesadas y esta es una.Te doy las gracias por haberme leído y seguramente lo seguiremos haciendo en los próximos meses. Rufino Manzaneque.

Salud Amilcar:

Como siempre, que no falte el sentido del humor, los humanos somos capaces de tener a la vez sentimientos contradictorios, más en situaciones límite.

¡Qué familia! A lo hecho, pecho, como decía Gila: “Si no aguanta una broma, que se vaya del pueblo”.

Dentro de lo destacable, yo que soy coleccionista de palabras curiosas, te compro para mi orfanato “enguizcar”, que según el diccionario (imprescindible) de Puebla de Arenoso (Castellón), significa: Importunar repetidamente con el fin de conseguir un propósito. Porfiar, hostigar, molestar a alguien o burlarse de él insistentemente, irritar. La persona que lo hace es un indizcador, y se usa mucho la expresión "siempre estás indizcando".

Lo dicho, salud. Jorge García Labajos

Gracias Jorge por tu aportación. Se va viendo como una misma intención con diferentes variantes lingüísticas enriquecen aunque nos resulten chocantes, pintorescas o desconocidas. salu2. A.B.

Wanda Reyes.  Hola, Amílcar, mi sentido pésame por el fallecimiento de tu prima.

Agradezco leyeras mi relato y lo comentaras. En cuanto a tu relato me gusto mucho la manera en que desarrollaste la trama y nos diste dos historias en una. En cuanto a errores en el texto, ya hay otros más conocedores que te comentaran, ya que yo salgo siempre casi crucificada en ese aspecto.

 Saludos y nos leemos.

 Wanda, gracias por tus condolencias.  No he podido reprimir una sonrisa al leer "ya que yo salgo siempre casi crucificada en ese aspecto". Haz como yo, tu escribe, que algo queda, y si arrecia el temporal, ponte bajo cubierto. salu2 A.B.

 Hola, Amilcar: Primero que nada te doy mi pésame por la pérdida tan lamentable de tu prima.

Muy triste, como dice El Chaval, es que llegados a una edad es difícil evitar disgustos.

Buen trabajo narrativo elaborado a través de una serie de efectos cómicos que lo convierten en una tragicomedia de humor negro.

Cierto también que este tipo de anécdotas que terminan formando parte de las leyendas populares, resultan de lo más entretenidas y esperpénticas.

 En cuanto a la forma ya te han explicado otros compañeros y estoy de acuerdo con ellos.

Un cordial saludo. Estrella Amaranto

 Gracias Estrella por tu pésame. Hoy no estamos libres ninguno, pero los abuelos, menos.

 A veces, los comentarios son más sustanciosos que los propios relatos. Leyendo alguno, me lo he pasado estupendo. Y escribiendo el mío, con sus errores, ni te cuento. salu2 A.B.

 Una venganza póstuma, con tu sello propio bien engarzado por todo el relato. Mira que me ha parecido sublime y gracioso a partes iguales la frase “Ay, que me he muerto y no me he enterado”. Una historia que lo tiene todo y se queda en que al final no queda nada.

 Lo siento mucho por tu prima. A veces pensamos que esto es algo que en realidad no existe, pero que está ahí, nadie sabe por qué, y que parece un sálvense quien puede un poco sin sentido.

 Un abrazo. Pepe Espi

Gracias Pepe por tus palabras y tus condolencias. Dios aprieta pero no suelta, ayer nació mi sobrina nieta, la sabia nueva renueva a la familia y al género humano. salu2 A.B.

No hay comentarios: