Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

jueves, 31 de diciembre de 2020

TARDE VIEJA

Muchas son ya las nocheviejas que he vivido, una por año. Unas han pasado sin pena ni gloria y muchas han pasado sin gloria ni pena. Conservo recuerdos de las nocheviejas que sí pasaron con pena, no demasiadas, hace muchos años y otras no tantos. Pero sin duda esta nochevieja tiene en común para toda la humanidad, el momento tan trágico que nos está tocando vivir. 

miércoles, 30 de diciembre de 2020

SUEÑOS IRREDENTOS

Mis noches están dominadas por sueños que en su mayoría son, sin sentido ni tres ni revés. Incluso algunos de ellos inconfesables y tan alejados de la realidad, que a veces pienso si no tenemos en nuestro interior a alguien extraño que vive su vida cuando nosotros, sus portadores, estamos inconscientes.

lunes, 28 de diciembre de 2020

BASTARDOS

 


Solo gentuza ociosa y egoísta es capaz de cometer crímenes odiosos y absurdos. Se merecen el mismo pago.

sábado, 26 de diciembre de 2020

DIOS, PATRIA, REY...y bandera

Si no creo en los gestores de la iglesia verdadera ¿cómo voy a creer en los otros? No es el tiempo ¿o sí? de dedicarse a cuestiones teológicas por mucho que las fechas nos empujen a ello. Los debates de creencias, evolucionan como los cumulonimbos en verano, pueden degenerar en tormentas que arrasan cosechas o quedarse en nada, necesitan un caldo de cultivo apropiado. La película "Los dos Papas" que emiten en Netflix, ya la he visto cuatro veces y no por cuestiones teológicas. Me encantan los dos actores que dan vida a los personajes. En este caso, como en muchos otros, el corazón y la cabeza siguen caminos distintos y divergentes.

viernes, 25 de diciembre de 2020

lunes, 21 de diciembre de 2020

DESDE ZARAGOZA, para CL

Ummmmm, nada nuevo bajo la bóveda celeste; el mundo sigue estando  lleno de hijos de puta y sin embargo estamos pendientes de ellos, lo que hacen, lo que dicen, lo que nos hacen o dejan de hacer. Dicen que París bien vale una misa. Comprendo y asumo que la Navidad puede ser una época no recomendable para mentes sensibles; que asumir desde nuestra perspectiva humana, muchos de los planteamientos que otros humanos han creado para sí mismos nos cause repudio -mi criterio personal, que no tiene criterio, es que el hombre hizo a Dios a su imagen y semejanza y no al revés- pero ¿no es divagar también el crear un escrito lleno de fantasías y personajes que tampoco han existido, excepto en nuestra mente exacerbada o calenturienta a veces? Amigos, se puede y se debe participar, siempre que las circunstancias no lo impidan, aunque nada más sea para contar las veces que nuestros zapatos aparecieron tan vacíos como la noche anterior al dejarlos. Y nuestra ilusión, desparramada por el éter celestial.

jueves, 10 de diciembre de 2020

POBRES VIEJOS. POBRES BISABUELOS

Esta mañana, tras dos meses de clausura, hemos podido hacer una visita de media hora, mamparas mediante, a la madre de la santa. Esta ha salido descorazonada. Está hospedada en una residencia para ancianos.

Desde octubre que cerraron la cancela, lo único que sabemos -y no por la residencia- es que ha habido muertes y contagios, desconociendo cuántas y cuántos. Se salvaron en la primera ola pero la segunda no la soportaron. Con ciento un años, se contagió asintomática. Sorda y falta de vista, se queja de que no les informan de nada, que nadie les dice nada. Se ve desmejorada y desaliñada. Solo nos queda y le queda, la impotencia y esperar a que un día no salga el sol o se ponga antes de hora.

Hoy el periódico dice que en la primera hola murieron más de 50.000 personas por el coronavirus. Mentira, murieron muchas más. Van más de 70.000 fallecidos.

Pobres abuelos. Pobres de nosotros.

jueves, 3 de diciembre de 2020

UNIVERSO ASESINO

 La construcción del universo y la generación de la vida en todas sus vertientes, se basó en el asesinato, en la muerte. Empezando por las propias galaxias y estrellas que devoran unas a otras generando cataclismos siderales.

miércoles, 2 de diciembre de 2020

INCERTIDUMBRE

 Hoy he tenido fiebre, 37,3. La cabeza tonta y la tripa como un cencerro. ¿Habrá tenido fin mi buena suerte y me habré contagiado? A pesar de que percibo el olor y el sabor, la boca también la encuentro rara. Veremos mañana como va el asunto, si es una falsa alarma o algo peor. La respiración, normal. 02.12

Esta mañana no tengo fiebre y tampoco tengo síntomas que pudieran parecerse. Aunque tampoco es muy normal mi estado. Posiblemente, mieditis. 03.12

Esta mañana tampoco he tenido fiebre, ni esta tarde; sin embargo tengo la cabeza mareada y no sé a qué es debido. 04.12

Parece que se ha disipado la posibilidad de contagio aunque nadie ni nunca, a primera vista, puede asegurar una cosa y la contraria. Lo que sí es indudable es que este confinamiento está trayendo unas consecuencias indeseadas. Aumento de la melancolía, del temor, se bebe más e incluso aumentan las ganas de llorar sin motivo.