Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

sábado, 26 de diciembre de 2020

DIOS, PATRIA, REY...y bandera

Si no creo en los gestores de la iglesia verdadera ¿cómo voy a creer en los otros? No es el tiempo ¿o sí? de dedicarse a cuestiones teológicas por mucho que las fechas nos empujen a ello. Los debates de creencias, evolucionan como los cumulonimbos en verano, pueden degenerar en tormentas que arrasan cosechas o quedarse en nada, necesitan un caldo de cultivo apropiado. La película "Los dos Papas" que emiten en Netflix, ya la he visto cuatro veces y no por cuestiones teológicas. Me encantan los dos actores que dan vida a los personajes. En este caso, como en muchos otros, el corazón y la cabeza siguen caminos distintos y divergentes.

Vivimos tiempos convulsos en los cuales hay una cuadrilla de cuatreros y sabandijas políticos que ha derivado en delincuentes, que se llenan la boca de mierda y propaganda fascista y antidemocrática, los cuales están crispando el futuro y el presente de la sociedad. Solo existe su patria, que es el dinero y el poder, para poder administrarlo y sustraerlo sin cortapisas de ninguna clase como ya han hecho en el pasado. Su patria no es la patria de 26 MM de españoles según sus manifiestos golpistas y asesinos. 

La Patria de esos más de 26 MM de españoles, ¿acaso el resto son unos asesinos como ellos o solo retrasados mentales?, no es exclusiva ni excluyente, solo desea paz y que la riqueza se distribuya equitativamente; que nadie por el mero hecho de provenir de un polvo depositado en una vagina, pueda gozar de privilegios de por vida que al resto se le niegan; que por el mero hecho de enarbolar un trozo de trapo al que denominan bandera, no son ciudadanos de primera y el resto parias o zánganos de colmena.

Mi Patria y la bandera que la representa, no es la suya. Respeto a ambas pero a esas otras, no. Escudándose en ellas, solo persiguen sus interesas espurios como han demostrado a lo largo de los años, en la dictadura y en la seudo democracia en la que nos encontramos. En el nombre de su patria, se arrogan la posesión y defensa a ultranza, lógico son ultras, de la misma y de la "sagrada" Constitución a la cual no votaron. El Carnicerito de las Azores, hoy erigido en oráculo de esos vendepatrias, no solo votó en contra sino que escribió en el periódico de su tierra denigrándola.

La jefatura del estado, con minúsculas, no ha podido caer más bajo y quienes la ostentan tampoco. Durante años, unos malos españoles sabedores de las andanzas del entonces jefe del estado, no solo lo ocultaron sino que consintieron que navegara en medio de la molicie, la infidelidad y el más infecto cambalache de utilización de los recursos que tal posición le ponía al alcance de su mano. El señor X, Isidoro, en primer lugar y tras él quienes siguieron malgobernando España. Por ese motivo salen en su impúdica defensa, para que la inmundicia acumulada durante tantos años, no les alcance y descubra.

El actual coronado, ha demostrado serlo solo de los que están dispuestos a asesinar a más de 26 MM de españoles. Lejos de pararles los pies a esos militares golpistas o incluso de pedir a la justica, también en minúsculas, su enjuiciamiento, su silencio les da alas y quien sabe si no habrá detrás algo más, tenemos todo el derecho a suponerlo. Parece ser que el ejemplo de su tío en Grecia o de su bisabuelo en España, no lo tiene muy en cuenta. 

Del mismo modo, acoge y apoya a los jueces deshonrados por su actitud  de negarse a dimitir al haber caducado su mandato y seguir nombrando jueces afines en puestos clave de los tribunales. Unos jueces en el supremo y el constitucional, en minúsculas, que se están cubriendo de mierda con sentencias más dignas del TOP franquista que de unas instituciones democráticas. Y es que en esas instituciones la democracia no ha entrado ni se la espera.

Por eso, mi Patria y su bandera, no es la suya.



No hay comentarios: