Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

sábado, 21 de marzo de 2020

PERSIGUIENDO AL BICHITO

Gracias Javier por la alegría de recibirlo