Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

lunes, 25 de mayo de 2020

OTRA ETAPA FINALIZA

He participado en algunas webs de aspirantes a literautos, Literuatas y Café Literuatas entre otras. Las expectativas no iban más allá de pasar un rato escribiendo y varios leyendo las participaciones del resto de aspirantes al nobel. A decir verdad, en este momento no me interesan las divagaciones ajenas que en muchos casos escapan al ámbito literario para inscribirse de lleno en otra cosa, que creo no es en ellos donde deberían plasmarse.

Creo que voy a dar por finiquitadas mis participaciones en ambos foros a pesar de reconocer que siempre me han movido los retos; la pereza era obviada intentando sacar un poco más de agua del pozo vacío. Encontré lectores e incluso amigos, pero no ha sido suficiente para seguir adelante. Ni el ego ha podido superar la vagancia.