Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

martes, 6 de octubre de 2020

CALAVERAS

Inazio, el Caguetas o de santa María virgen como le llamaban con mala baba, había leído el cuento sobre un mozalbete que no conocía el miedo.