Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

viernes, 9 de octubre de 2020

Reflexiones de un escritor fracasado

 A pesar del título, no puedo considerarme un escritor fracasado porque nunca he sido escritor. Mal puede uno fracasar en una empresa que nunca ha emprendido.