Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

miércoles, 18 de noviembre de 2020

PARA C.L.

 Hola amigos, en especial a Karen, que es quien se ha echado sobre sí misma la pesada carga de llevar adelante este propósito.