Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

domingo, 24 de enero de 2021

REDES DE TARA2 SOCIALES

Castillo de Peracense, Teruel, Aragón, España. UE.

La foto es de exposición, no tiene nada que ver con el tema de la entrada

Sin duda son el signo de nuestro tiempo, pero algo anómalo debe de suceder cuando hasta el presidente -anormal- de un estado que dice ser líder mundial, las emplea para difundir bulos, mentiras y toda clase de infundios contra "sus enemigos" y no ocurra nada. Y no solo eso, según dicen, tiene ochenta millones de jaleadores subnormales haciéndole la ola.

Si solo fuera uno no habría problema, muerto el perro se acabó la rabia. Ha sido necesario que no solo perdiera las elecciones si no que intentara dar un golpe de estado para que "los demócratas" dueños de esas redes de tara2 sociales, le cerraran la cuenta. ¿Por qué no lo hicieron antes si hacía años que mentía a manos llenas y lo sabían? Pues porque los dueños de esas redes de tara2 sociales, lo que buscan es el dinero, son tan sinvergüenzas como él y además les podía chafar el negocio si se producía un enfrentamiento.

Hoy leo que ha muerto una niña de once o doce años por causa de algo que debió ver o leer o hacer en una nueva red de tara2 sociales de procedencia china. Son como el chapapote o el aceite sobre el agua. Se expanden sine die y no hay antídoto o vacuna contra tanta alienación y estupidez. Y además, los medios de desinformación +iva, expanden la diarrea mental de estos zombis urbi et orbi. No hay digital que se precie que no haya divulgado estos días la ¿información? basada en el "exilio" de unos retrasados mentales de estas redes a Andorra, -les dan un nombre anglosajón como si aquí no nos sobraran palabras para ilustrar sobre los soplagaitas-, para no pagar impuestos. 

Meca, ya les daría yo exilio ya. En primer lugar, clausura de todas las cuentas de tarados sociales que tienen. Confiscación de todos sus bienes y si algún día vuelven a poner los pies en este bienaventurado país y o cualquiera de sus sucursales, a la trena pero trabajando en algo, gratis, hasta que aprendan a no explotar a los que pagamos impuestos.

Claro que si aplicamos esas medidas, nos quedamos cuatro gatos. Empezando por el emérito, seguido de los Botín y miles de personajes más escondidos tras los consejos de administración, vaya exposición que podríamos montar. ¿Se referiría Nostradamus a estos zombis en sus profecías? Me temo que si alguien ha de desaparecer, seamos los mindundis poca ropa que no tenemos ni la calle pa correr porque ellos, ya se habrán procurado un refugio, fiscal por supuesto, para tantas tribulaciones. Solo nos queda el consuelo del meteorito. Caso de llegar, no les daría tiempo de emigrar a Marte, porque a la luna de Valencia, ya han vivido muchos años.

No hay comentarios: