Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

miércoles, 2 de junio de 2021

DENDE SALDUIE

 Participación  fin de curso en Café Literautas

EL BARBERO DE MI PUEBLO

HA PUESTO EN LA BARBERÍA

S’AFAITA Y SE CUERTA EL PELO

TAN BIEN QUE PAICE MENTIRA

Algo así me ocurre a mí cuando repaso las entradas de mi blog. Algunas, me paice que no hayan salido de mis dedos.

Primero, no os voy a pedir que visitéis mi blog. No me habéis hecho ningún mal ni os tengo tanta inquina. Pero pienso yo que, acorde con el enfoque que se pretende dar a esta última colaboración en el Café, ¿qué mejor que hacer un repaso por las distintas entradas del mismo? Hay de todo, como en botica, fruto de lo que en ese momento concreto el espíritu me pedía plasmar. A veces maldades, lo sé, pero quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.(Respecto a lecturas, me desconcierta que haya recibido miles de visitas de Indonesia¿?)

Después, aunque resulte pedante, nada hay mejor que sentirse libre de ataduras de cualquier clase, incluidas las gramaticales y/o literarias, para expresar los sentimientos que en ese momento estimulan a tu mente, aunque es más que posible que alguien pudiera considerarte un mentecato. Ante ello, nada mejor que la expresión “por si acaso tu padre”, emitida cuando alguien pronuncia algún palabro opaco, ininteligible.

A continuación, al igual que el reloj que marca las horas, los argumentos o la falta de ellos, para participar o no, en el escrito de este final de temporada. Aquí acabaría la redacción de este panfleto, precisamente por la falta de argumentación coherente. Las personas al fin y al cabo somos animales, sí ya sé, unos más que otros, e inexplicablemente para nosotros mismos, la mayoría de las veces algunos somos incapaces de exhibir con coherencia lo que pensamos, decimos o hacemos.

Sin hipocresía, deberíamos confesar que las decisiones que tomamos o las palabras que exponemos o escribimos no buscan arrojar luz sobre nuestros pensamientos, más bien oscurecerlos. En el fondo, exhibimos reflexiones que buscan reconocimiento y aplauso.

En alguno de los retos mensuales, he participado a mi manera. Escribiendo algo sobre el tema, o diametralmente opuesto al mismo, y en vez de enviarlo dejándolo en el blog. El mes pasado, el argumento versaba sobre tres autores y yo, anarquista literario que no de pensamiento, me acogí a Los Santos Inocentes de Miguel Delibes. Autor del cual he leído varios libros, El Camino entre ellos.

Este autor castellano escribió un libro culterano, a imitación de Baltasar Gracián, pedante diría yo pues quien así escribe lo hace con pedantería, del cual posteriormente renegó. ¿Por qué no he de escribir como hablo? se preguntaba. Yo no puedo presumir de nada, si así lo hiciera, habría más tacos que en una taberna mejicana.

Otro argumento socorrido de mis entradas, son los políticos (también en femenino) y sus delincuencias. Iba a escribir incongruencias pero no, serán lo que sean menos incongruentes. Trasgresores habituales, hacen la ley y la trampa a la vez. Apandadores de lo público, no hay ni uno que habiendo tenido posibilidad de meter mano en la caja, no lo haya hecho. Su falta de honradez debería estar penada, pero ya se han preocupado de hacer leyes trampa y poner jueces afines en los tribunales superiores para que llegado el caso, los exoneren.

“Para mí se lleva la palma con creces Felipe González, alias Isidoro. Le acompañan toda la cohorte que en sus años de latrocinio y delito le rodeaban. No existe en este momento un personaje más corrupto y traidor que él, y mira que es difícil alcanzar ese puesto por la gran cantidad de aspirantes a cubrirlo. Causa asco y un odio infinito hacia esos personajes, verlos por las televisiones como si fueran aspirantes a Gran Hermano, difamar a sus compañeros de partido, a su presidente”.

Este párrafo, forma parte de una entrada a la que he llamado Traidores y Corruptos. Pero no es el único, haylos, como las meigas, en todos los países y en algunos, criminales a secas. Desgraciado el pueblo que tropieza con estos individuos sanguinarios, no levantará cabeza jamás, no le dejarán. Como también he plasmado en alguna entrada, el Creador la cagó pero bien. Y no se atreve a volver.

Deseo enviaros un saludo a todas y todos, a la dedicación de KMarce y sus colaboradoras, a la creatividad de Isabel, tía Tula (tienes madera); que tengáis un buen verano, que no os alcance ningún virus maligno y sobre todo, como decía aquél dictador que sufrimos en España el siglo pasado, “Usted haga como yo, no se meta en política”.

Au revoire que dijo Voltaire.

No hay comentarios: