Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

domingo, 20 de junio de 2021

RAPHAEL

Quienes no tenemos pasado que vivir ni futuro que recordar, a veces nos agarramos  a quienes lo han hecho intensamente o al menos eso queremos creer.

Están echando en la TV un programa dedicado al cantante Raphael. He de decir que no me ha gustado nunca su histrionismo y menos ahora que ya debiera estar pensando en acabar su vida, al menos como cantante, de una manera digna. El concierto que montó en Madrid no hace mucho, 6.0 lo denominaron porque en teoría celebraba sus 60 años como cantante, en plena virulencia de la pandemia, demostró una falta de sensibilidad, empatía y solidaridad con quienes estaban muriendo o habían muerto, indigna y sí muy acorde con lo que en esa comunidad se ha estado viviendo.

Sí valoro muy positivamente las canciones que en sus comienzos lo dieron a conocer musicalmente. La fuerza y potencia de voz que exhibía cantando la canción "Yo soy aquél" y todas las de esa época, revuelven en mi interior nostalgias y admiración que puede ser un poco contradictoria con mi opinión anterior, pero que no quita para reconocerlo como uno de los mejores cantantes de su estilo en este país. Histrionismos y amaneramientos fingidos o reales, aparte.

No hay comentarios: