Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

lunes, 9 de mayo de 2022

INCREDULIDAD

Quienes procedemos del final del primer cincuentenario del siglo pasado, habíamos tenido la suerte de que ninguna guerra nos pillara demasiado cerca. Recién acabadas las dos guerras, una civil, a consecuencia del golpe de estado dado por los militares y la segunda mundial, fruto de la demencia de unos dirigentes aupados por las urnas que luego pisotearían, la población, parte, sufrimos las consecuencias de sus delirios pero los tiros ya no los escuchamos. Se escucharon los de los asesinatos de la represión de la dictadura, pero no los cañonazos que destruyeron media España primero y media Europa después.

Hasta este año cuando otro déspota, demente y nazi perdido, sátrapa y exprimidor de los recursos de su pueblo, dándoselas de más nacionalista que nadie, ha invadido a sangre y fuego a otro país fronterizo al suyo y antaño miembro, a la fuerza, de la URSS. Ucrania, a los españoles, nos queda muy lejos, como Rusia, pero las consecuencias de la invasión las sufrimos, y demos gracias, de momento en nuestros bolsillos que todavía no nos ha costado sangre como a ese país con los miles de muertos civiles que lleva acumulados.

Pero permanezcamos alerta y no cantemos victoria, que entre los amigos y los enemigos no estamos a salvo. El dictador ruso, no tiene ninguna escusa ni perdón por lo que está haciendo; los muertos en crímenes de guerra, crímenes al fin y al cabo, habrá que incluirlos en su haber, pero no nos olvidemos del amigo americano al cual esta guerra, como todas, le pilla lejos y solo le reporta beneficios. Venta de armas, petróleo, gas, etc.

Y ojo, que este país, USA, está siguiendo una deriva autoritaria y dictatorial en su interior que puede acabar mal para todos. El anterior presidente, un loco egocéntrico multimillonario, a punto estuvo de acabar con la democracia en el país. Pero paradójicamente, cuanto más mostrenca es la población, más aplaude a estos hijos de puta que lo único que tienen en mente es convertirse en un nuevo hitler.

En estos días andan muy revolucionados porque los ultraderechistas jueces del supremo USA, nombrados por ese aprendiz de stalin, quieren derogar el derecho al aborto de las mujeres. Cuanto más analfabeta y cutre es la población, más triunfan las ideas y las acciones de estos retrasados mentales (con perdón de los que para su desgracia sufren esta enfermedad). El asalto al Congreso nos puede dar una idea de lo que se cuece en aquél país.

Pero no veamos la mota en el ojo ajeno y nos olvidemos de la viga en el propio. Lo anteriormente expuesto, es totalmente aplicable al pueblo y los gobernantes de este país nuestro. La extrema derecha franquista y dictatorial ya gobierna en ayuntamientos, comunidades y si dios no lo remedia, ya que el gobierno es un inútil, gobernará la nación a partir de las próximas legislativas.

Este gobierno actual en manos de los socioslistos, los otros son comparsas que ni pinchan ni cortan, no da una en el clavo. Aparte de joder a su socio de gobierno, lo hace con quienes le han aupado al poder. Así que ahora, en un esperpento valleinclanesco digno de mejor causa, ha mandado espiar a sus socios de legislatura y estos se las van a hacer pasar putas y canutas para llegar al final del 2023. Porque hace falta ser gilipollas, cuando explota el affaire del Pegasus, en vez de intentar calmar a los socios catalanes, solo se les ocurre decir que a ellos, presidente y ministra de la guerra, hace un año que también los espiaron. ¿Y a mí que coño me importa? sin duda argumentarán los dirigentes espia2.

Un ridículo espantoso, que además ha dejado en evidencia a los servicios secretos del país por dos motivos: uno por espiar a los socios catalanes y dos, por no detectar que los teléfonos del gobierno y media España, habían sido o estaban siendo espia2 por el amigo moro, de lo cual nadie tiene ninguna duda. ¿La bajada de pantalones del presidente del gobierno, respecto del cambio copernicano efectuado sobre la política respecto al Sahara Español, tiene algo que ver con un chantaje del sátrapa moro? NADIE lo duda, pero este botarate, no la disipará.

Respecto a los otros socios del gobierno, siguen sumi2 en su eterno gallinero. Así no se puede ir ni a comprar tabaco. De los otros, herederos de los golpistas mejor ni mentarlos; tienen pendientes muchas cadenas perpetuas y algunas penas sumarísimas.

Hoy, en la Plaza Roja de Moscú, durante un desfile, el cabrón de Putin propalará la idea de que han conseguido cuanto se proponían en Ucrania. Los gárrulos analfabetos o interesados, aplaudirán a rabiar ignorando los militares propios muertos, incluidos una decena de generales y el buque insignia hundido en aguas del mar Azov.


No hay comentarios: