Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

jueves, 23 de junio de 2022

QUO VADIS, UE?

 Realmente, nadie lo sabe. Los más pesimistas, responderán que al desastre. Y no les falta razón. No hemos salido de una catástrofe sanitaria con cientos de miles de muertos, que no ha acabado, y hemos entrado en una dinámica de guerra que nos está coduciendo a la ruina. No cabe argumentar nada, solo debatir sobre sus consecuencias. Solo hay un culpable directo e inmediato: el sicópata ruso, convertido en asesino de miles de personas.

Esta es una situación en la que como ya escribí en mi libro "Más allá del ocaso", "solo mueren los inocentes sin saber porqué lo hacen, mientras los que promueven las guerras están muy lejos de los frentes de batalla y los que sobrevivan, aún siendo vencedores, no disfrutarán de la victoria". Visceralmente, nos movemos como los grandes bancos de peces, al son que nos quieren imponer los depredadores y creyendo que somos nosotros los que tomamos nuestras decisiones sobre el camino a seguir o el pensamiento independiente sobre las mismas.

Nada más lejos de la realidad. ¿Qué ha inducido al ruso a tomar la decisión de invadir y masacrar al segundo estado en extensión de Europa y que hasta la disgregación de la URSS fue parte integrante de la misma? ¿Imperialismo expansionista o autodefensa a ultranza? No se puede alegar que Rusia haya sido un dechado de virtudes democráticas, respetuosa con los derechos humanos. Los zares acabaron como acabaron por la explotación que hicieron de sus súbditos con su despotismo. Los comunistas, hicieron purgas de millones de ciudadanos. Stalin fue otro déspota asesino. 

Este sátrapa actual, revestido con la pátina de las urnas, nos está conduciendo al abismo económico y social sin importarle las consecuencias que su agresión pueda generar en los habitantes de Rusia y mucho menos en Ucrania, la UE o el resto del mundo. El resto del mundo, que ya está sufriendo hambre y restricciones derivadas de la dinámica agresora de tierra quemada llevada a cabo por el ejército ruso, dirigido por unos mandos que no entienden de humanidad más allá de su propio ombligo. Tienen práctica: ya destruyeron Alepo impunemente, en Siria.

La suerte de la Humanidad en todo o en parte, no depende del deseo mayoritario  de sus habitantes sino de gentes sin escrúpulos que en su cabeza van madurando planes de anexión de tierras, riquezas y vidas para explotarlas. Y no son exclusivas de tal o cual estado. Están en la cúpula de las naciones, casi siempre ocultos y manejando el guiñol de los títeres que ellos han ido colocando para, sin dar la cara, medrar y explotar a la ciudadanía. Ya se encargarán los voceros por ellos manejados para manipular a las masas, haciéndoles ver que el enemigo no está en casa sino que es el vecino o el muerto de hambre que, sufriendo mil penalidades, intenta evadirse de las miserías y hambrunas que otros tiranos, en otros lugares, les han proporcionado desde que han nacido.

No importa cual es el medio empleado: medios de comunicación, energías en sus distintos campos, alimentación en todas las áreas: producción, manipulados, distribución. Cualquier método y escusa es buena para ir exprimiendo los recursos y a las gentes. Y luego está el principal y menos conocido pero no por ello ausente: la producción de armamento. Ingentes cantidades de recursos gastados en matar a los demás de la forma más sofisticada posible, y como decía al principio, los gestores, lejos del campo de pruebas, que para eso ya están los miles de millones de conejillos de indias cuya desaparición ¿ a quién interesará?

En la guerra de Ucrania, y en cualquier guerra, no solo hay un culpable aunque a éste no le asista ninguna razón para exonerarlo de sus crímenes. Bush, masacró con total impunidad a Irak; en Afghanistán rusos y americanos pretendieron lo mismo y han acabado saliendo con el rabo entre las piernas. Trump, es un golpista sin ningún miramiento por la democracia. ¿Y los chinos? esos se comerán vivos a los que queden, desconocen lo que significa democracia porque nunca la han practicado.

No hay comentarios: