Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

martes, 16 de agosto de 2022

FLYING GO!!

Movido por la curiosidad que despertó en mi por un vecino, el seguimiento a través de su móvil de los aviones que sobrevolaban el espacio aéreo del pueblo, -e incluso la estación espacial internacional-, cuyo ruido los delataba pero no la vista, le pregunté que como lo hacía. "A través del radar", fue su insatisfactoria y lacónica respuesta.

Lo intenté con el móvil, pero fue un fracaso por las pegas que ponía. Me invitaba a descargar programas con pay pal. Corte de mangas. A través del ordenata, pregunté a mister google y me sirvió en primer lugar un programa que se llama flightradar24. Lo descargué y aquello era un hormiguero de iconos que representan a aviones en vuelo en ese momento. Parece mentira que haya tantos aviones -civiles- en el aire en cualquier momento que conectes.

Estoy en la cocina de casa y escucho los motores de un avión; conecto el radar y me muestra un o más aviones dirección Madrid, pero cuyo destino puede ser los USA o América en general. Altura, velocidad, compañía aérea y otras cifras o letras que no entiendo. El espacio aéreo de esta tierra, contiene el pasillo por el cual los aviones con ese destino o dirección, pasan por encima.

Hoy, leo en un periódico madrileño que el susodicho programa es usado por millones usuarios en todo el mundo. Unos, como curiosidad, otros, por interés en seguir un vuelo en concreto. Según el diario, el viaje de la presidenta del Congreso de los USA a Taiwan, tuvo tantos seguidores que llegó a colapsar el servidor impidiendo que nuevos seguidores se conectaran. 

Y es que, habemos gente pa'tó.


No hay comentarios: