Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

domingo, 11 de diciembre de 2022

DICIEMBRE

Desde hace bastantes años, este mes me resulta de lo más ingrato. Repasando el blog, solo hallo amarguras y desengaños durante su transcurso. Desde la nochevieja más solitaria y fría han transcurrido muchas más. Especialmente las últimas. Para alegrarme la nochebuena, el año pasado Laika enfermó hasta el punto que creí que la perdía. ¿Qué nos deparará este?

No hay comentarios: