Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

lunes, 19 de septiembre de 2022

SOLEDAD

SOLEDAD, DIVINO TESORO ¿O NO?

Antes cuando era mozo... ande meaba dejaba un pozo.

 Y ahora viniéndome viejo... ni rastro dejo